Los 7 principios herméticos de la magia que cambiarán tu vida

¿Sabías que existen 7 principios a seguir para tener una mejor vida? Según las enseñanzas del hermetismo, estos pueden ayudarnos a comprender mejor cómo percibimos la realidad para lograr tomar el control de nuestras vidas. La magia, en sus diversas formas, ha sido una constante en las culturas de todo el mundo, y sus secretos han sido transmitidos de generación en generación

Hermes Trismegistos fue un personaje mitológico de Egipto, que se dice que compartió su sabiduría por medio del hermetismo. Sus enseñanzas aún siguen vigentes en la actualidad, ya que muchas áreas de la ciencia lo usaron como base en su momento, y aún reconocen la veracidad de sus escritos.

Dentro del contenido de sus textos podemos destacar El Kybalión. En él se resumía la forma en la que percibía la realidad a través de 7 principios, o axiomas, relacionados con la magia espiritual.

En este artículo te explicamos los fundamentos de este texto. ¿Estás listo para comenzar a comprender mejor la visión hermética?

Mentalismo: «Todo es mente y el universo es mental»

Los principios herméticos ven la realidad como una proyección colectiva de nuestra mente, y todos estamos dentro del TODO.

El TODO es el núcleo de todo lo existente en la realidad. Es lo que muchas religiones denominan como Dios, solo que en esta filosofía hablamos de un algo infinito. Es decir, que está fuera de nuestra comprensión, intentar entenderlo implica un esfuerzo sin sentido que solo llevará a la frustracción.

El TODO no tiene forma, ni comienzo, ni fin; simplemente existe.

En la magia, esto significa que nuestros pensamientos, intenciones y creencias son fundamentales para la manifestación de nuestros deseos. Al comprender y dominar nuestra mente, podemos dirigir conscientemente la energía hacia nuestros objetivos, ya que la mente es una energía que toma de la fuente del TODO.

Correspondencia: «Como es arriba es abajo; como es adentro es afuera»

Este principio habla sobre la reciprocidad que existe en los elementos que integran un sistema. Como nuestro mundo interno tiene un impacto directo en el mundo externo y viceversa. En otras palabras, nuestros pensamientos tienen un efecto directo en el resultado de la realidad.

En la práctica de la magia, este principio nos permite trabajar en diferentes niveles de realidad para lograr cambios en nuestra vida.

Tomando en cuenta el primer axioma, para que nuestra mente tenga la capacidad de generar un impacto en la realidad, es necesario que nuestro mundo interno esté organizado de la misma forma en que queremos influenciar el mundo externo.

Vibración: «Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra»

El tercer principio de la magia nos transmite una verdad incluso comprobada por la física moderna. Todo está en vibración y, aunque no lo parezca, nada está inmóvil. Aquello que parece estar en absoluto estado de reposo, simplemente está en un grado de vibración, distinto al de los objetos con aceleración.

Lo que llamamos materia, calor, luz y electricidad, son distintas densidades de vibración. Es decir, que si contamos con dos polos extremos de vibración, encontraremos millones de formas de expresión en medio del espectro.

Por otro lado, se dice que el espíritu está vibrando en un extremo de la polaridad y en el otro polo podríamos encontrar manifestaciones como el sol, los planetas, etc.

Dentro de todo esto, debes tomar en cuenta que nuestros pensamientos no son sino vibraciones provenientes del espíritu.

Polaridad: «Todo tiene su opuesto; y los opuestos son en realidad dos aspectos de la misma cosa»

Este principio ha sido aceptado dentro de muchas doctrinas de pensamiento. Habla de que cada creación que existe en nuestro universo cuenta con dos extremos. Aunque uno parezca distar del otro, en realidad son lo mismo pero en distinto grado.

Si lo piensas bien, aquello que definimos como amor no es muy distinto al odio, simplemente varia la intensidad del sentimiento. Lo mismo pasa con la oscuridad, que es la ausencia de luz.

Entonces, toda creación tiene su contraparte. Todo aquello que se origina del TODO cuenta con este extremo que, dependiendo de su densidad, tomará una forma antagonista.

Basándonos en el primer principio, sabemos que las manifestaciones son producto de nuestra mente y que tenemos la capacidad de proyectar a nuestra manera el resultado de las cosas. Dentro del hermetismo, se cree que podemos controlar la intensidad de un sentimiento a nuestro antojo.

En la magia, este principio nos enseña a reconocer y equilibrar las polaridades en nuestras vidas. Al comprender que la dualidad es parte de la naturaleza y que ambos aspectos son necesarios, podemos trabajar para integrar y armonizar las fuerzas opuestas.

Por lo tanto, lo que sentimos está a nuestro alcance. Es cuestión de práctica para elegir entre sentir repulsión o agrado. También podríamos pasar deliberadamente de un sentimiento de odio al amor.

Ritmo: «Todo fluye, todo tiene sus períodos de avance y retroceso»

En la magia, este principio nos enseña a reconocer y trabajar con los ritmos naturales y las fases de la vida.

El ritmo es un punto muy importante dentro de esta filosofía. Si analizamos el axioma de vibración, nos damos cuenta de que todos estamos sujetos a un eje en donde giramos en torno a este.

Cuando hablamos de nuestros ritmos, nos damos cuenta de que todo movimiento que hagamos hacia un objetivo estará sujeto a un período de retroceso cuya distancia dependerá del recorrido que hayamos realizado. Es decir, que por mucho que avancemos, tendremos un período de retroceso de igual magnitud.

Así, cuando nos trazamos una meta, siempre habrá períodos que pueden ser percibidos como dar pasos hacia atrás. Sin embargo, en realidad estamos dentro de nuestro eje, por lo que mientras nuestro proyecto siga en pie, no hay nada de qué preocuparse.

Causa y efecto: «Toda causa tiene un efecto; y todo efecto tiene una causa»

Dentro del hermetismo no existe la creencia de la suerte y el azar. Todo tiene una causa y un efecto. Si vemos algo que parece haber sido traído por la casualidad, entonces simplemente no hemos logrado visualizar su raíz.

En la magia, este principio nos enseña a ser conscientes de nuestras acciones y elecciones. Cada pensamiento, palabra y acción tiene un impacto en nuestra realidad. Al asumir la responsabilidad de nuestras elecciones y comprender las consecuencias de nuestras acciones, podemos ser más efectivos en la manifestación de nuestros deseos.

La ciencia ha demostrado esto una y otra vez, encontrando una explicación por cada elemento que se encuentra en el universo.

Pero, si sabemos que el TODO es infinito, entonces nos daremos cuenta de que cada elemento que existe está sujeto a millones de causas y efectos que han dado origen a la vida actual.

Género: «Todo tiene su principio masculino y femenino»

Toda creación existente está sujeta a un género: masculino o femenino. Y no hablamos del rol correspondiente al sexo de un individuo, ya que en el hermetismo la palabra “género” hace alución a crear, procrear y generar.

El género masculino se trata de proveer los medios de energía para que el femenino pueda cumplir su función de creación, dando así nuevas formas de energía y materia.

Gracias a la interacción de géneros se puede evidenciar cómo el cosmos está tan repleto de miles de formas de materia y vida.

En la magia, este principio nos enseña a ser agentes activos de creación en nuestras vidas.

La magia de los libros que transformarán tu vida a través de los principios herméticos

¿Estás listo para desvelar los secretos de la magia y cambiar tu vida para siempre? Nuestra selección de libros te guiará a través de los misteriosos 7 Principios Herméticos, brindándote las herramientas para transformar tu realidad. Aprende a aplicar la magia en tu día a día y a manifestar tus deseos. ¡Hoy es el día para desatar el poder de la magia en tu vida!

¿Los principios herméticos se pueden aplicar a la vida?

Los principios herméticos ofrecen una perspectiva amplia y profunda sobre la naturaleza de la realidad y cómo podemos interactuar con ella de manera consciente. La clave es la conciencia y la comprensión de cómo operan. Al practicar la meditación y la reflexión, puedes empezar a ver su influencia en tu vida. Pueden ser aplicados en el crecimiento personal, la toma de decisiones, las relaciones interpersonales y muchas otras áreas de nuestra experiencia.

¿La magia hermética es lo mismo que la magia que vemos en las películas?

No, la magia hermética es más una forma de entendimiento del mundo y de la realidad. No involucra trucos ni ilusiones, sino la comprensión profunda de los principios que gobiernan el universo.

¿Es necesario ser un mago para beneficiarse de estos principios herméticos?

No, cualquiera puede beneficiarse de estos principios al aplicarlos en su vida cotidiana. No es necesario ser un mago para comprender y utilizar estos conocimientos.

¿Puedo practicar magia sin seguir los principios herméticos?

Sí, es posible practicar magia sin seguir los principios herméticos. Sin embargo, comprender y aplicar estos principios puede mejorar significativamente tus prácticas mágicas. Los principios herméticos brindan una base sólida para comprender cómo funciona la magia y cómo puedes utilizarla de manera efectiva en tu vida.

Conclusión: Descubriendo la magia en los principios herméticos

Los 7 principios herméticos nos invita a comprender y trabajar con la mente, las correspondencias, las vibraciones, las polaridades, los ritmos, las causas y efectos, y el poder de la generación. Al aplicar estos principios en nuestras vida diaria, podemos desarrollar una mayor conciencia y aprovechar el poder de la manifestación consciente. La magia se convierte en una herramienta para el crecimiento personal, la transformación y la co-creación de nuestra realidad.

Espero que este post te haya sido de mucha ayuda. Siempre contando contigo, te exhorto a las tres C: Comenta, Comparte y Compra. 😉

¡Gracias!